viernes, 21 de junio de 2013

DÍA DE LA MÚSICA 2013











El 21 de junio, día del solsticio de verano en el hemisferio norte, se celebra La Fiesta de la Música a nivel internacional.


En esta Fiesta se pretende promocionar la música organizando conciertos en los que el público tenga la oportunidad de presenciar sus artistas preferidos sin importar estilo ni origen y también invitar a músicos aficionados para que voluntariamente salgan a tocar a la calle.


El 21 de junio de 1981 se creó la Fiesta de la Música. Fue el ministro de cultura de Francia, Jack Lang, quien lanzó la idea. Con el paso del tiempo, se han instaurado estas celebraciones a nivel internacional.

Las principales ciudades españolas se han ido incorporado a este evento y la música suena al aire libre con conciertos de todos los géneros. También las tiendas de discos ofrecen este día descuentos especiales.


21 de junio de 2013. Día Internacional de la Música

El 21 de junio se celebra el Día Internacional de la Música y por tal motivo el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, a través del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) y el Auditorio Nacional de Música (ANM), organiza ¡Solo Música!, 14 horas ininterrumpidas de música dedicadas en esta edición a Beethoven; y colabora en las actividades que se celebrarán a iniciativa de la Asociación Estatal de Salas de Música en Directo (ACCES), así como “LAS NOCHES BÁRBARAS - 9ª Fiesta de los Músicos de la Calle del Círculo de Bellas Artes".
  • En esta edición de ¡Solo Música!, este próximo sábado 22 de junio en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, el maestro Jesús López Cobos dirigirá las 9 Sinfonías de Beethoven al frente de cuatro grandes orquestas. Además, nueve representantes de la actual y más brillante generación de pianistas españoles se harán cargo de las 32 Sonatas para piano del maestro alemán, mientras que la música de cámara del genio de Bonn estará servida por dos cuartetos españoles y alumnos de la Escuela Superior de Música Reina Sofía. Por último, celebraremos el fin de fiesta, haciendo honor al espíritu de ese día, en la calle, frente al Auditorio, con coros de las óperas más conocidas de Verdi y Wagner. (Enlace directo: http://www.cndm.mcu.es/es/noticias/mucho-beethoven-0 ).
  • El INAEM participa con la financiación de los conciertos de trece grupos que ACCES coordina en varias ciudades españolas el día 21 de junio. Los músicos seleccionados por las salas participantes, siempre bajo la supervisión de ACCES, son artistas emergentes en la mayoría de los casos, si bien figuran también otros más consolidados que dan muestra de la riqueza de la creatividad actual que vive el sector de las músicas populares y la consolidación del sector de las salas de música en vivo. Los conciertos tendrán lugar en 10 salas de música en vivo de ciudades de Galicia, Aragón, Andalucía, Castilla y León, Extremadura, Ceuta y Valencia. (Enlace directo: www.salasdeconciertos.com).
  • El INAEM colabora con el Círculo de Bellas Artes en el desarrollo de “LAS NOCHES BÁRBARAS-9ª Fiesta de los Músicos de la Calle- 21 de junio”, un espectáculo abierto, de carácter gratuito, en el que el día 21 de junio, a partir de las 21,30h. y hasta las 02,30 h., los músicos callejeros podrán subir a interpretar sus canciones desde los distintos escenarios instalados en los espacios más significativos del Círculo de Bellas Artes de Madrid. (Enlace directo:http://www.circulobellasartes.com/evento.php?s=escenicas&id=307 ).

  Icono de conformidad con el Nivel Doble-A del W3C-WAI. Se abre en ventana nueva Titulares RSS disponibles
© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte



HIMNO DEL DÍA DE LA MÚSICA... ESCÚCHALO AQUÍ




ENLAZA EN DIRECTO CON RADIO 3 EN LA FIESTA INTERNACIONAL DE LA MÚSICA

sábado, 15 de junio de 2013

PABLO MILANÉS "EL TROVADOR"


Pablo Milanés Arias, nació el 24 de febrero de 1943, en la ciudad de Bayamo, capital de la provincia de Granma (Cuba), cuna del Son, la trova y de otras muchas manifestaciones artísticas.


La inquietud musical de Pablo ya se manifiesta en su infancia. Es su madre, Conchita Arias, quien lo apoya y lo alienta , presentándolo a los 7 años en uno de los concursos que se realizaban en las emisoras de radio, en la CMKX de Bayamo, donde cantó el conocido "Juan Charrasqueado", vestido de charro mexicano,  y ganó su su primer premio.



Al comienzo de los años 50, su familia se traslada a la Habana donde, a la edad de 12 años , comienza sus estudios de música en el conservatorio municipal. Su estancia fue corta pues sus intereses estaban más cercanos a la música popular cubana, a la trova, al Son, que a la música clásica. El contacto con la música popular y grupos tradicionales le fue enriqueciendo, a lo que  se sumaron otras influencias, especialmente la del “feeling”, estilo musical iniciado en Cuba en los años cuarenta, cuya forma de interpretar estaba dominada por el “sentimiento”, corriente que provenía de la canción romántica y el jazz estadounidense. En estas interpretaciones , Pablo se acompañaba de una guitarra, como los cantantes de la vieja trova pero introduciendo armonizaciones jazzísticas. Así estableció una nueva forma de afrontar la canción y de comunicar con el público.
                                                                              (1981)

En 1956 participa en el programa “Estrellas Nacientes”, dándose a conocer y demostrando su gran calidad musical. Su potente voz recordaba a uno de sus cantantes favoritos y famoso de este momento, Lucho Gatica. Pablo conocía su repertorio y cantaba con facilidad obras sólo aptas para tenores de voz educada.

                                     AUDITORIO DEL PROGRAMA "LA CORTE SUPREMA DEL ARTE"

En 1957, con 14 años, participa en el programa-concurso “La Corte Suprema del Arte” de José Antonio Alonso y gana el trofeo por la calidad de su interpretación. Este programa le brinda la posibilidad de aprender canto con la profesora Isolina Carrillo. Paulatinamente va entrado en contacto con músicos de otros géneros, mediante la radio en la que escucha fundamentalmente temas tradicionales cubanos de María Teresa Vera, Trío Matamoros, Benny Moré, entre otros.

                                                    TRÍO MATAMOROS

En esta época Milanés sufría problemas económicos pero siempre se le veía interesado en conocer y, aunque eran tiempos difíciles, también tuvo la suerte de estar al lado de artistas que reconocieron su talento y creatividad innata y vieron en él su gran capacidad para llevar a cabo proyectos importantes.

A comienzo de la década de los 60 se inicia profesionalmente y cuenta con la contribución y el apoyo del gran músico cubano Luis Carbonell, quien se convierte en su mejor maestro. Gracias a él entra en contacto con la música barroca, sintiendo una gran predilección por JS. Bach. Esta influencia marcó mucho su creación, advirtiéndose en ella caracteres que provienen de este estilo , como el uso de adornos de forma melismática. Conoce y trabaja con varios grupos: el trío de Los Armónicos, el conjunto Sensación, pero fue con el Cuarteto del Rey, especializados en espirituales negros, con quienes obtuvo más protagonismo.



En 1963 compone “Tú mi desengaño”, su primera canción en la que claramente se percibe la influencia del “feeling”. Es a partir de este año cuando Pablo interpreta sus propias canciones, da el paso al “cantautor”. Actúa en lugares emblemáticos como El Gato Tuerto, El Saint John y el Karachi. En 1964 se incorporó al cuarteto Los Bucaneros, con quienes trabajó en sus primeras producciones, colaboración que duró hasta 1966.

El año 1965 significó mucho para Pablo Milanés compone y publica “Mis 22 años”, considerada como el nexo entre el feeling y la Nueva Trova Cubana. Introduce un nuevo lenguaje musical que une las tendencias tradicionales con la apertura a nuevos elementos musicales y vocales. Desde este momento se reafima como compositor y surgen temas como “14 pelos y un día”, “Pobre del cantor” y “Para vivir”, que incluyen tanto el amor como el compromiso social y político. 

Algunas de las composiciones de esta época fueron el fruto del I Encuentro Internacional de la Canción Protesta, que se celebró en cuba en 1967. Junto a otros cantautores, fue miembro del Centro de la Canción Protesta, y produce canciones como “Si el poeta eres tú”, con letra del poema de Miguel Barnet.

 SI EL POETA ERES TÚ... Enlaza

Su incorporación al servicio militar obligatorio, también el el año 1967, coincide con la Guerra de Vietnam. Los acontecimientos de esta dolorosa guerra provocan en él una  transformación. Toma conciencia y partido hacia la causa pacifista, lo que resulta un punto de inflexión en su trayectoria , contribuyendo este testimonio al nacimiento de la conciencia colectiva. Las canciones de Milanés se llenan de pasajes modales y aparece un nuevo tema: “el por qué suceden hechos tan injustos”, en el, desde una óptica humanista, cuestiona los horrores de la guerra. Fruto de ello es su composición “Yo vi la sangre de un niño brotar”.

YO VI LA SANGRE UN NIÑO BROTAR...Enlaza


En 1968, comparte concierto con Silvio Rodríguez y Noel Nicola en la Casa de las Américas. Gracias a esta muestra se va fraguando el movimiento musical popular de la Nueva Trova. 





También tiene la oportunidad de conocer a personajes de la élite cultural y musical de otros países americanos como Violeta Parra, Mercedes Sosa, Daniel Viglietti, Chico Buarque, Simone, Vinícius de Moraes, Milton Nascimento, Víctor Jara y otros muchos, quienes también pasaron por la Casa de las Américas y con los que compartía sus inquietudes sociales y políticas.



Pablo colabora también con el mundo del cine y en 1969 se integra en el Grupo de Experimentación Sonora (GES), perteneciente al Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos. Este grupo estaba dirigido por maestros como Leo Brouwer y Federico Smith y tenía como objetivo la recuperación de la música tradicional cubana frente a las nuevas tendencias de la música extranjera.


Pablo Milanés y otros destacados músicos cubanos como Silvio Rodríguez, Noel Nicola, Eduardo Ramos, Sergio Viteier, participaron en este taller creativo donde los jóvenes talentos cinematográficos cubanos, aprendían lo mejor de la música de su país. El resultado quedó reflejado en una generación de cineastas que conjugaba a la perfección música y cine. Esta etapa de Pablo Milanés finaliza a mediados de los setenta, y en ella el artista compone emblemáticos temas como:  “Los caminos”, “Quien me tienda la mano al pasar” y Yolanda”, entre otras muchas.

YOLANDA. Pablo Milanés... ENLAZA


En 1973, Haydée Santamaría, en la Casa de América, le encarga la grabación de “Versos sencillos”, poniendo la música a versos de José Martí. A partir de este año, una vez que el Grupo de Experimentación Sonora se disolvió, comienza la giras internacionales acompañado por músicos de la categoría de Eduardo Ramos, Emiliano Salvador y Frank Bejerano y forma su propio grupo. Esta etapa se caracteriza por la riqueza de los recursos musicales y la variedad de los géneros. Los temas amorosos, sociales y políticos, siguen siendo los más utilizados en sus composiciones. 

De esta década de los 70 destacan álbumes como:

                                                  “Canta a Nicolás Guillén” (1975)
               CANTA A NICOLÁS GUILLÉN. Pasan Días... ENLAZA

                                                           “ Pablo Milanés” (1976)
                                 PABLO MILANÉS. Para vivir...ENLAZA


                                                            No me pidas” (1978

                                           En él se incluye su emblemática canción “Yo no te pido”.
        (Este montaje lo realicé en el año 2009, en homenaje a este
    gran cantautor a quien tanto admiro)

                              
La etapa que inicia en los 80 se caracteriza por un enriquecimiento y asimilación de elementos de los más diversos géneros, que podemos identificar tanto en sus composiciones, como en el trabajo de arreglos. También se advierte una preocupación sobre el paso del tiempo y las transformaciones que provoca, reflexión que proyecta en sus creaciones. 
(1983)       CUÁNTO GANÉ, CUÁNTO PERDÍ... Enlaza

El “Son” cubano es una de las influencias que se aprecian en su producción y aunque es un buen "sonero", no se ha definido sólo por este género.

Los caracteres del son están presentes en sus canciones de las más diversas formas.  Desde el punto de vista formal, se observa en la aparición de un estribillo que alterna con coplas, típico del son oriental, ejemplo de ello  son títulos como: "No vivo en una sociedad perfecta", "Amo esta isla"  y "Te quiero porque te quiero".

TE QUIERO PORQUE TE QUIERO... Enlaza

Otra muestra podemos apreciarla en la utilización de una exposición que da paso más tarde a un estribillo que alterna con las coplas correspondientes, lo que lo acerca a la evolución del Son, aspecto que queda patente en obras como "Nicaragua" (1984), "Buenos días América" (1985), "Son para despertar a una negrita" (1988).

 SON PARA DESPERTAR A UNA NEGRITA... Enlaza

Otra característica que aparece sutilmente en su obra es la utilización del clásico bajo anticipado en el acompañamiento armónico y del contratiempo, típico del Son, en melodías que formalmente no pertenecen a este género, como ocurre en el caso de "El recital va terminando" (1982), "El guerrero" (1983), "A veces cuando el sol" (1984), "No ha sido fácil" (1984), "Ya se va aquella edad" 
(1985).

YA SE VA AQUELLA EDAD... Enlaza


                                                                         

A mediados de la década de los 80 inicia una experiencia novedosa para la televisión de su país, creando un programa de televisión llamado Proposiciones, conjuntamente con Julio Pulido y Lázaro Gómez, que tenía como objetivo ser una opción cultural diferente.



En 1985 se publica uno de los álbumes más importante en la vida de Pablo Milanés el titulado “Querido Pablo”, Este disco fue un homenaje de sus grandes amigos, y en él participaron Víctor Manuel y Ana Belén, Luis Eduardo Aute , Miguel Ríos, Mercedes Sosa, Chico Buarte y Amaya Uranga. En 1988 realiza una gira de veintidos conciertos por todo el país con el título “Amo esta isla”, proyecto que constituyó otro gran éxito musical.



Pablo Milanés no se limita sólo a grabar su obra, además realiza la musicalización de la obra de Nicolás Guillén, el Poeta Nacional de Cuba e interpreta las canciones de Marta Valdés, en estilo "feeling", en un grandioso homenaje a la compositora cubana. Realiza otros importantes discos donde, en reconocimiento a sus orígenes, y a la obra de los clásicos trovadores cubanos publica una serie de discos: "Años I,” (1983) “Años II “ (1986) y “Años III (1992) ". Para interpretar estas maravillosas obras de arte de la vieja trova, recurre a los protagonistas que en ese momento estaban un poco olvidados como Luis Peña "El Albino", Cotán y Francisco Repilado "Compay Segundo".




En la década de los 90 se suceden obras como:

“Identidad” (1990),“Canto de la abuela” (1991),
 “Filin 4 y Filin 5” (1991), “Años 3” con Luis Peña , Cotán y Compay Segundo (1992), Canta boleros en tropicana” (1994) Evolución” (1994), “Igual que ayer” con Caco Senante (1994), “Orígenes” (1994), Plegaria” (1995), 
Si yo volviera a nacer” con María Felicia y José María 
Vitier(1995) En blanco y negro” con Víctor Manuel (1995)Despertar” (1997) y Vengo naciendo” (1998).

















En 2002, Casi veinte años después, se editó otro nuevo disco homenaje con el título de “Pablo Querido” en el que se vuelven a reunir en torno al artista,  otro grupo de amigos: Marco Antonio Muñiz, Armando Manzanero, Joaquín Sabina, Fito Paez, Ricardo Arjona, Soledad Bravo, entre otros muchos, incluidos artistas de la nueva música pop, como Fher, solista del grupo Maná.


















En 2005 compone una parte de la banda sonora de la película Siempre Habana , dirigida por Ángel Peláez y publica dos nuevos álbumes: “Como un campo de maíz” y “Líneas paralelas” con Andy Montáñez. En 2007 “Regalo” y “Pablo Milanés en vivo. Amor y desamory en 2008 Feeling 6” y “Raul y Pablo” junto a Raúl Torres y “Más allá de todo" con Chucho Valdés. En 2010 actúa en el Teatro Mella de La Habana “Pablo y Linn Milanés en Concierto”. 

En 2011 ha colaborado en numerosos discos como “La Habana canta a Pablo Milanés” junto a su hija Suyleen Milanés, Pablo y Lynn Milanés” en concierto con su hija Linn y “La habana canta a Sabina” entre otras.


Incansable, Milanés prepara la publicación de su nuevo disco “Renacimiento” para 2013, cuyos temas presentó el pasado 19 de mayo en el Teatro Karl Marx , en el que rinde homenaje a los ritmos oriundos de la isla como el guaguancó, la conga y el changüí. En “Renacimiento”  retoma la crítica con la situación en su país y cuenta “ vida la cotidiana” de Cuba, con nuevas reflexiones y con una mirada y un lenguaje renovados.


Pablo Milanés siempre ha defendido la Revolución Cubana y se le tiene por “una de las voces de la Revolución” pero desde una posición de crítica respecto a cómo ésta se ha conducido: "Sé, por qué soy un abanderado de la revolución, no del Gobierno. Si la revolución se traba, se vuelve ortodoxa, reaccionaria, contraria a las ideas que la originaron; uno tiene que luchar". Claramente ha mostrado su desacuerdo con la falta de libertad de expresión: “Las ideas se discuten y se combaten, no se encarcelan”. Es partidario del cambio en Cuba, pero manteniendo el auténtico espíritu que promovió la Revolución.

Como hemos visto, la obra de Pablo Milanés es muy amplia, lleva casi cincuenta años en el mundo musical y ha editado hasta la fecha cuarenta y seis discos además de participar en múltiples obras colectivas y colaboraciones con otros artistas. Seguro que este trovador llegará al final de sus días con “las botas puestas y la guitarra al hombro”.

MILAGROS MONTES MACHUCA
Junio 2013


Fuentes:





domingo, 2 de junio de 2013

EL IMPRESCINDIBLE BLOG DE FERNANDO GONZÁLEZ LUCINI




Fernando González Lucini musicólogo y pedagogo,  realiza desde hace muchos años una importante labor: Como profesor, nos invita a la reflexión y la acción pedagógica y como amante de la canción de autor, investigador y comentarista, nos transmite su pasión por la música dándonos a conocer el universo creativo de cantautores españoles e hispanoamericanos.

Sus dos primeros libros publicados, ya unen esa doble vinculación: Nueva canción, discoforum y otras técnicas (1975), y Música, Canción y Pedagogía (1980) y , con el mismo título, también impartió una asignatura, durante ocho años, en la Escuela Universitaria de Formación de Profesores ESCUNI.

Lucini no sólo ha impartido cursos, conferencias y seminarios sino que, como incansable transmisor, ha organizado y promovido multitud de actividades educativas y formativas, siempre con el objetivo de establecer la relación que debe existir entre la música y los programas que desarrollan los procesos de enseñanza-aprendizaje en la Educación Primaria y Secundaria.